VOTA POR LA LEGALIDAD, POR TU ESTADO


En la obra de Platón, el genial filósofo ateniense, hay un Diálogo de nombre Critón, que hoy recordé, a propósito de las próximas elecciones en el Estado de México.

La acción de este Diálogo se da en las prisiones atenienses, donde Sócrates, está a la espera de la fecha en que deberá ser ajusticiado, de acuerdo al dictamen que los jueces que vieron su caso, determinaron como sentencia irrevocable.

En pocas palabras, Critón trata de convencer al filósofo griego de que resulta imperativo que escape de prisión y libre así el penoso transe que le quitará la vida; deben actuar con prontitud para alejarse de Atenas y su justicia.

Sócrates le rebate que una vida que no enfrenta su destino y trata de negar la validez de la Justicia, que es la base ética que da vida del Estado, no es digna de ser conservada. Aunque escape, Sócrates se sentirá un perseguido el resto de su vida, pues las Leyes que violó en una parte de la Tierra, serán vengadas por aquellas otras que rijan en el país donde quiera encontrar refugio. Aún después de su muerte, las Leyes que operan del lado opuesto a la vida, tomarán venganza por su actitud indigna y cobarde.

Al final, es Sócrates quien demuestra que la verdad le asiste en este asunto y sigue tranquilo, esperando la hora de su ejecución.

¿Por qué digo que este Diálogo me pareció aplicable a las elecciones en el Estado de México?

Primero, porque a los naturales de esa Entidad Federativa, es decir a los mexiquenses, les corresponderá el domingo 4 de junio, defender la LEGALIDAD en ese Estado. La legalidad que es la base de cualquier sociedad, estará en sus manos ese día.

Permitir que el FRAUDE triunfe sobre la voluntad popular, es condenar a su tierra natal al peor de los abandonos; hacer padecer a inocentes incluso, por una conducta irresponsable e indolente, el día de la votación.

Es necesario conformar entre todos un poderoso VOTO MASIVO que impida a los traficantes del poder, mantener el control estatal por un periodo más de gobierno.

No votar, es traicionar a tu tierra y a los tuyos. Dejarte comprar es la peor de las traiciones, pues por unos cuantos pesos, vendes tu dignidad y tu respecto propio. No salir a votar por miedo, es también traicionar a tus vecinos, familiares y amigos que si afrontaron con valentía la llamada que el Estado de México les hacía para propiciar el cambio.

Sócrates dio su vida en defensa de la Legalidad, en la que él creía firmemente, por ser la base de toda sociedad. Hoy, el Estado de México no exige a sus hijos un sacrificio de esa naturaleza; simplemente te pide que asistas a votar sin miedo, valientemente y sumes ese sufragio personal que solo a ti corresponde, al de los millones de mexiquenses que están hartos de tanta muerte, pobreza y hambre en su Estado.

En ti, en tu respeto personal y en tu dignidad, está la semilla que puede hacer de tu Estado, un árbol frondoso que cobije a toda su comunidad, sin excluir a los más necesitados como sucede ahora.

Este es uno de esos de esos momentos que marcan para siempre a una persona. Ojalá la decisión que tomes sea la correcta y puedas seguir mirando a tus seres queridos y a tus vecinos con la cabeza en alto y el orgullo de haber sido partícipe del cambio.

Recuerda: una vida que permite le roben la dignidad, no merece ni lástima, ni perdón posteriores. El 4 de junio es una fecha inaplazable. Reflexiona tu voto.