MORENA EN TLÁHUAC

Ayer, una vez conocida la noticia de que el líder de la organización criminal que operaba el tráfico de droga en las Delegaciones Tláhuac y Milpa Alta, había sido abatido por el ejército y Policía Federal, en compañía de varios de sus cómplices, tuve oportunidad de conversar con un amigo, militante del Partido Político Morena (yo soy únicamente simpatizante). En esta plática, los puntos de vista sobre lo que realmente está sucediendo en la Delegación Tláhuac, son parcialmente diferentes, pero al final, quedamos de acuerdo en que lo importante es mantener y defender la personalidad de Morena, sin por ello dejar de ser objetivos y veraces.

¿Qué es lo que sucede en esa Delegación?; bueno, que a pesar de lo que diga Miguel Ángel Mancera -uno de los peores Jefes de Gobierno que se recuerden en la Capital del país-, si existen organizaciones criminales en la Ciudad de México, que operan con absoluta impunidad en determinadas áreas de la Capital. Para ello, les resulta indispensable la colaboración, participación y protección de funcionarios del gobierno delegacional, estatal y federal, pues de otro modo no se explica el control total del tráfico de droga en la zona, ni la capacidad de fuego con que realizan sus operaciones; en la refriega en la que estos personajes fueron abatidos, se encontraron armas de grueso calibre, de uso exclusivo de las fuerzas armadas. El tamaño de este cártel se aleja mucho del que presentan los grupos tradicionales, dedicados al narcomenudeo. La furia con que se bloquearon calles, incendiaron vehículos y se colocaron mensajes en apoyo a la organización delictiva, nos habla de una fuerte presencia criminal en la Delegación.

Lo ridículo del asunto, es la posición que los bots del PRIANRD, asumieron de inmediato en las Redes Sociales, culpando de inmediato y sin pruebas, al Delegado en Tláhuac, sencillamente porque asumen que Morena, Partido al que pertenece este funcionario, es totalmente responsable de la aparición de este grupo criminal.

Ahí fue donde mi amigo y yo iniciamos nuestra plática; por un lado, vemos la necesidad de aclarar urgentemente este asunto, para que se clarifique el nivel de participación de cada área de gobierno, en caso de que esto fuera comprobado. Mi amigo es partidario de iniciar en Redes Sociales, una defensa férrea que anule las mentiras de los bots contratados por el sistema y se defienda la honestidad del Partido, misma que puede ser constatada desde arriba, con la conducta intachable de André Manuel López Obrador.

En parte estoy de acuerdo con él; es necesario defender la honestidad de un Partido Político como Morena, que ha dado muestras de trabajar siempre, pensando en la gente, sin intereses ocultos o sucios, tal y como lo hacen los integrantes del PRIANRD. Pero para ello, me parece que resulta conveniente, en casos como el presente, tener la seguridad de que las personas señaladas como probables participantes en actos delictivos o de corrupción, estén realmente libres de cualquier tipo de culpa.

Para que surja una estructura criminal con la capacidad de maniobra y control mostrada por la organización de la que hablamos, es forzosa la participación de algún área del gobierno local. Eso es lo que debe investigarse al interior de Morena, de manera urgente; las averiguaciones que implementen los órganos de justicia competentes son otra cosa; sabemos que todo lo que pueda aprovecharse para golpear al Partido, será sobredimensionado y envilecido para utilizarse como arma política contra Morena.

Por ello, hay que anticiparse al golpe mediático; si de verdad, alguien en la Delegación Tláhuac está operando conjuntamente con esta red criminal y resulta ser militante del Partido, debe ser descubierto y entregado a las autoridades correspondientes, para que responda por sus acciones. Morena es un Partido joven y honesto, que abre sus puertas a todos los ciudadanos que desean participar en el cambio político que propone; pero es también un instituto que no puede permitir que unas cuantas manzanas podridas, manchen el trabajo digno de miles de mexicanos que luchan leal y honestamente por un México mejor. Con los casos de Eva Cadena y otros malos militantes del Partido, se puso el ejemplo de lo que pueden esperar aquellos que, abusando de la confianza que se les otorga, realizan actividades que atentan contra el Partido y su militancia. Esperemos que en la presente situación se adopten iguales medidas. Morena avanza, solo hay que sacar la poca basura que pudiera acumularse.