El Perdon

Tal parece que el viaje en el tiempo fuera posible, que hemos regresado en el tiempo, pero solo en México. Desde la entrega en bandeja de plata de PEMEX a empresas extranjeras, hasta una reforma educativa que busca que la educación solo sea para unos cuantos.

El lunes 18 de julio, en el lanzamiento del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) el presidente Enrique Peña Nieto pidió perdón al pueblo de México, por el escándalo de la Casa Blanca, publicado en MVS noticias por la periodista Carmen Aristegui y su equipo de reporteros en el 2014, por lo cual fue despedida de MVS en un intento de censura por parte del gobierno.

Esto nos recuerda aquellos días en los que el ex presidente López Portillo pidió perdón, con golpes, no de pecho pero si de estrado y lágrimas de cocodrilo, le pidió perdón a los miles de pobres que dejo tras su sexenio por no cumplir como lo había prometido.

En un montaje tal como el que hizo su esposa Angélica Rivera al dar a conocer que la Casa Blanca era de su propiedad. Peña Nieto dijo lamentar profundamente el escándalo de la Casa Blanca, que había lastimado a su familia y dañado la imagen presidencial, le ofreció al pueblo de México sus más sinceras y humildes disculpas.

Es curioso que no haya mencionado a la periodista Carmen Aristegui, ya que ella y su equipo quienes dieron a conocer la información, es curioso que no se hayan pedido disculpas por los dos apartamentos en Miami con valor cada uno de tres y medio millones de pesos.

¿Qué busca Peña con esta disculpa? Según el Dr. Lorenzo Meyer en el programa de Carmen Aristegui en CNN dijo: "es una manera interesante de zafarse del problema central. El problema central es la corrupción. La corrupción no solamente de éste gobierno, sino tiene una raíz enorme la corrupción en México, bueno, casi desde el principio de la República, pero desde luego en el régimen posrevolucionario y desde que ya se hizo eso un sistema, no queda duda de que ahí se está concentrando el mal humor social".

En opinión de un servidor, también busca limpiar un poco su imagen ante la sociedad mexicana y mundial, que no es más que la de represor, ignorante y que no está a la altura de mandatarios de otros países tal como la ha demostrado en Canadá con el primer ministro Justin Trudeau y Barack Obama.

Y quedan preguntas en el aire, ¿Qué sanciones habrá en este caso? ¿Quién se queda con el rembolso de la Casa Blanca? ¿Basta con solo una humilde y sincera disculpa para burlar la ley? ¿Parará la censura en México? ¿Seguirán hostigando a Carmen Aristegui?

Sin duda Peña Nieto será recordado como uno de los peores presidentes de México junto a Gustavo Díaz Ordaz y Carlos Salinas de Gortari. El presidente que vendió al país, el represor, el ignorante, al más pequeño de los presidentes a nivel mundial.

@Leon_Trotsky__


COPY