RESPUESTAS DE TRUMP A UN MEXICANO


¿Es verdad que tu presidencia va a significar la ruina de México; qué tu gobierno va a perjudicar a mi país?

No, tu país está en ruinas desde hace mucho y no gracias a mi, sino a las políticas neoliberales que le impusieron a los mexicanos presidentes republicanos y demócratas anteriores a mi próxima gestión; está es ruinas, porque los políticos de tus partidos políticos PRI y PAN, aceptaron dócil y servilmente, las instrucciones que les dictaron tanto el Fondo Monetario Internacional, como el Banco Mundial; tus políticos neoliberales son los responsables de que el México en que vives se encuentre actualmente en ruinas y dependiendo enteramente de lo que suceda en Estados Unidos, cosa que pudieron evitar, conduciéndose de manera patriótica y responsable. Tu país se perjudico solo y desde hace mucho; yo me preocupo hoy por estabilizar la vida interna de Estados Unidos, que es mi país y si toco por ello los intereses de México, lo hago únicamente dentro del territorio de mi nación, sin tocar ni un metro de suelo mexicano.

¿Pero vas a expulsar a millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos y que desean seguir viviendo en ese país?

Probablemente sí; pero ¿qué país tenía la obligación natural de proporcionar trabajo seguro y digno a estos millones de mexicanos de que me hablas? Piensa que tus partidos políticos PRI y PAN, se dedicaron a vender el patrimonio de sus nacionales sin vergüenza alguna, a beneficiar amigos, a enriquecerse ilícitamente, en lugar de crear una planta productiva fuerte y amplia, en invertir verdaderamente en el campo, en crear una estructura nacional que diera empleo a estos millones de mexicanos que, sin esperanza, emigraron a los Estados Unidos en busca de las oportunidades que México les negaba; es cierto, tal vez me equivoque al expulsar a esta gente que aporta mucho al bienestar de los norteamericanos y trabaja intensamente, eso el tiempo lo dirá, pero si en verdad cumplo esta promesa de campaña, únicamente le devuelvo al gobierno mexicano un problema que es enteramente suyo; el crear suficientes fuentes de empleo, con salarios justos para una vida digna, es responsabilidad exclusiva de los dirigentes de cada nación; te repito, yo veo hoy por los intereses norteamericanos y si en el camino, afecto colateralmente a los mexicanos y demás ilegales que están dentro de las fronteras de mi país, lo haré sin sentir remordimiento alguno. Lo mismo han hecho los demás presidentes que han gobernado Estados Unidos anteriormente.

¿Pero, dónde vamos a colocar nuestros productos, si en verdad cancelas o modificas el Tratado De Libre Comercio que firmó tu país con México y Canadá?

Eso pregúntaselo también a tus partidos políticos PRI y PAN, que colocaron todos los huevos en una misma canasta, apostándolo todo a la economía norteamericana, sin buscar otros alternativas de mercado que pudieran soportar cualquier situación negativa que se presentara en su vecino del norte. Estados Unidos firmó y respetó este y otros tratados mientras los mismos fueron útiles y coincidían con nuestros intereses; hoy ya no es así y no tenemos la culpa de que los gobiernos mexicanos creyeran que este trato era eterno y no tomaran las medidas necesarias para proteger su economía ante cualquier eventualidad.

¿Pero, donde vamos a trabajar muchos mexicanos, si las compañías norteamericanas sacan sus fábricas armadoras y de acabados de México, según anunciaste en campaña?

Ya he contestado a eso también; que te respondan el PRI y el PAN. Ellos tuvieron los recursos y el tiempo suficiente para dar las facilidades necesarias al capital mexicano para el establecimiento y crecimiento de una planta productiva nacional sólida y articulada, capaz de dar trabajo a los millones de mexicanos que necesitan incorporarse permanentemente a la vida productiva en tu país; no solo no lo hicieron, sino que remataron las riquezas, territorio, patrimonio y áreas estratégicas de los mexicanos, impulsando una economía neoliberal que hoy demuestra su fracaso en todo el mundo, incluyendo en esto también a los Estados Unidos.

¿No te importa entonces el bienestar de tus vecinos en el norte y en el sur?

En este momento, me importa más el bienestar de los norteamericanos; mi país pasa hoy por una crisis económica, de valores, de identidad, que requiere atención y trabajo inmediato; si tengo que aplicar una política proteccionista colocando en segundo término la buena relación con otras naciones, lo haré sin mayor problema.

¿Cómo consideras al gobierno mexicano actual?

Débil, sumiso, frágil; sin visión de futuro. Tanto el PRI y el PAN siguen creyendo que el neoliberalismo es la llave que abrirá la puerta del primer mundo a los mexicanos; no se dan cuenta de que ese sueño acabó y de que el mundo está cambiando.

¿Habrá muchos cambios entonces?

El mundo está cambiando, se está moviendo después de un largo letargo. El mundo empezó a moverse de manera diferente desde mi triunfo en las recientes elecciones; yo trataré de dirigirlo de acuerdo a los intereses de los Estados Unidos, sin ver mucho lo que sucede en otras naciones por efecto de las decisiones que tome; protejo a mi país de sí mismo y de los demás; los otros, son actores secundarios.

¿Odias a México?

Me tiene sin cuidado lo que suceda en tu país, mientras no afecte nuestros intereses; México no es prioridad para mi gobierno, pero sus inmigrantes hoy si lo son.

¿Y qué podemos hacer para que tus cambios no afecten tanto a México?

Cada país es enteramente dueño de su destino; si hoy en Estados Unidos se están dando cambios en un intento por conseguir una mejoría en la vida diaria de nuestros nacionales, ¿por qué no han de darse también cambios idénticos en México, buscando nuevas propuestas políticas que terminen con los vicios implementados por el PRI y PAN en todos estos años? Se necesita valor para buscar y afrontar estos cambios, pero en Estados Unidos ya demostramos que esto es posible. Estando cansados de los políticos de siempre, la gente votó por algo nuevo, por una plataforma distinta que promete fortaleza de Estado. Si México se fortalece, podrá entonces fijar posturas sólidas en defensa de los mexicanos y dejará de ser nuestro socio dócil, débil y corrupto, al que se maneja fácilmente.

¿Es verdad que tu gobierno busca la hegemonía de la raza blanca, sin importarle mucho las minorarías radicadas en Estados Unidos?

Es verdad

¿Pero esto es inmoral y atenta contra todo Derecho Humano?

Sí, pero así es y trabajaré por ello incansablemente durante mi administración.

¿No hay nada que se pueda hacer al respecto?

Si, aprendan a defenderse y a no depender demasiado de la buena voluntad de los norteamericanos. Recuerden, nosotros no tenemos amigos: hacemos negocios.

MALTHUS GAMBA.


COPY