EN 2018, EL PRI APUESTA AL DESÁNIMO

Después del Fraude electoral en el Estado de México, donde aún se encuentra pendiente la decisión final que habrán resolver los Tribunales electorales locales y federales, afines al PRI, ¿qué es lo que realmente quiere ganar hoy en día el partido tricolor?

La victoria en el Estado de México -teniendo a todas las autoridades involucradas en el proceso electoral, totalmente controladas-, la da como un hecho seguro. Por ese motivo, su estrategia actual ha cambiado y trabaja ya en el nuevo plan que deberá aplicarse de inmediato, con miras a las elecciones presidenciales del 2018.

¿En qué consiste esa nueva estrategia? Si ustedes se fijan, tanto políticos de la derecha tradicional (PAN y PRI), así como de la derecha disfrazada (PRD e independientes) comienzan a hablar mucho de que el haber apostado por Morena en las pasadas elecciones, no dejó nada bueno; se perdió el Edomex y el esfuerzo y voto de tanta gente no sirvió de nada.

Esa es la estrategia en curso.

Deben convencer a los mexicanos de que todo esfuerzo por conseguir un cambio benéfico para el país, está condenado al fracaso. El PRIANRD es una maldición a la que no podemos renunciar; estarán ahí por siempre y resulta infructuoso luchar para cambiar nuestro destino nacional.

¿Para qué salir a votar, si al final ganarán siempre los mismos? ¿De qué sirve tanto esfuerzo, tanto trabajo, tantas esperanzas e ilusiones? Todo terminará como siempre y los corruptos vende patrias seguirán gobernando y saqueando al país por los siglos de los siglos. No hay caminos; no hay salida de esta ratonera; es nuestro destino y vale más olvidarse de política y no tomarse la molestia de participar con un voto que no va a alterar en nada el curso de la historia.

Ahora reflexione cada uno de quienes leen este artículo: si votaron por el cambio, ¿no se han sentido desanimados por el fraude fabricado por el PRI en el Estado de México? ¿No han sentido coraje porque las cosas resultaron, según parece, a favor de los corruptos priistas? Bueno, pues a esto es a lo que le apuesta el PRI actualmente: a fomentar ese desánimo. ¿Por qué?

Sencillamente porque a los del PRIANRD, les costó mucho, pero mucho trabajo conquistar una victoria pírrica, que los deja más débiles que nunca. Gastaron millonadas para preparar el fraude electoral más caro de la Historia de México y estuvieron a un paso de perderlo todo, dado el alto grado de civismo y participación de la sociedad mexiquense; apenas lograron librar el margen mínimo que requería el fraude, para declarar ganador al nefasto Del Mazo.

Ese es el miedo, el terror actual del PRI rumbo al 2018; saben que con un poco más de empuje de los ciudadanos mexicanos, la victoria se les escapará en las elecciones del año entrante. Por eso les urge desalentar al votante; por eso la campaña para que pienses que el Edomex significa una derrota para la democracia, cuando en realidad no es así. La victoria de Morena es incuestionable; legítimamente fue suyo el triunfo y aún se pelea la aplicación de la Ley en los Tribunales Electorales. Con un poco más de votación a favor de Morena el día de las elecciones, no hubiera funcionado todo el operativo del PRIANRD; la diferencia entre primero y segundo lugar, según declaran los órganos electorales, es mínima con todo y fraude.

La batalla que se dio en el Estado de México debe llenarnos de orgullo, pues marca la fecha en que los ciudadanos despertaron por fin y acudieron a las urnas en amplio porcentaje. Es un momento histórico que señala el principio del fin de los gobiernos del PRIANPRD. Si al final, Del Mazo se queda con la gubernatura, hay que tener presente que no la ganó: la robo como buen priista y pagó un costo muy alto por ella.

El PRIANRD no quiere que votes en el 2018 y por eso convierte la victoria mexiquense, en una derrota mentirosa; desea que te desanimes, que no luches, que regreses a las telenovelas y al futbol y no pienses más en política. Sabe que si la sociedad sigue despierta y aumenta su participación cívica el día en que hay que votar, no le servirá ningún fraude para sobrevivir a las siguientes elecciones. Morena le dio una estocada mortal al sistema neoliberal en el Estado de México.

Los medios de comunicación, afines al gobierno corrupto y a los partidos del Pacto, estarán machacando una y otra vez sobre el fracaso de Morena en las recientes elecciones. Nada más falso; Morena es segunda fuerza a nivel nacional y tiende a crecer, porque su proyecto es sólido y está dirigido a los que menos tienen.

Si tú haces caso a lo que declaran el Clavillazo priista, el Sr. De los Moches Panista, la Calderona, Lady Barrales y demás fauna corrupta, estarás en vías de convertirte en un abstencionista más, que permite todos los abusos de parte del poder. Si sabes leer bien los acontecimientos reales que afectan al país, te darás cuenta que te están vendiendo una mentira y que el fin del priismo y demás satélites está cerca.

En el Estado de México solo se inició la lucha, para recuperar la dignidad de la nación, echando fuera a los partidos corruptos. Fue la primera batalla en esta guerra por la dignidad de un pueblo; nuestro pueblo. Que no te engañen; que no te desilusionen los corruptos con mentiras y falsas realidades. Con amplia participación en el 2018, ganamos no solo otra batalla, sino la guerra contra el PRIANRD.

Si eres de los que siempre tienen ánimo, compártelo, comienza a trabajar desde ya, para que todos unidos presentemos el muro social contra el que se estrellará el sistema neoliberal el año entrante. El carácter y el valor de los ciudadanos mexiquenses, debe replicarse en cada Ciudad de nuestro país. No hagas caso de la publicidad política de los medios chayoteados y de los políticos del fraude. La verdad es que Morena es una máquina poderosa que infunde miedo al PRIANRD. Y es poderosa porque su combustible se lo da una ciudadanía libre, fastidiada de tanta corrupción, violencia, pobreza y muerte que debe enfrentar a diario en esta nación, saqueada por los delincuentes de los partidos de siempre.

Tengamos confianza en el cambio que juntos preparamos para el 2018. Tengamos presente que Morena Va...y va por todo.