GRACIAS POR EL PASE DE LISTA ELDA


#ConElCorazonALaIzquierda


Cuando iniciaba el artificialmente triunfador sexenio de Enrique peña Nieto, después de haber encontrado poca resistencia social, para la implementación de sus desafortunadas Reformas Estructurales, nada nos hacía suponer que este efímero triunfalismo, iba a romperse en pedazos a raíz de un hecho criminal verificado en la Ciudad de Iguala, Gro., donde fueron baleados, golpeados y desaparecidos, varios estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos, en Ayotzinapa, del mismo Estado.

Este hecho es un parteaguas en la historia del gobierno en turno; todo lo sembrado en los primeros meses por la administración Peña Nieto, se vino abajo y terminó con el sueño triunfalista de los neoliberales itamitas.

Después fue la corrupción priista que salió a flote con el escandalo de la casa Blanca del presidente y su familia, fruto de los sucios tratos preferenciales con empresas afines al proyecto priista, no solo por pate del titular del Ejecutivo Federal, sino también con la participación individual de varios miembros del gabinete tecnócrata en turno. Esa fue la puntilla, pero el golpe importante fue el caso Ayotzinapa, que no ha sido olvidado hasta el día de hoy.

Para el priismo hoy agonizante, esconder los hechos y tratar de engañar a la opinión pública, fue la mejor manera de hacer frente a este delito de lesa humanidad. La respuesta de las autoridades fue tardía y torpe. Ya con el agua al cuello intentaron implementar una verdad Histórica que a nadie engañó, dentro y fuera del país. Al final, como único y último recurso, han apostado todo al olvido, al cansancio de la gente, a la indiferencia de este hecho, ante la avalancha de desventuras que aquejan a diario a los mexicanos.

Afortunadamente, esto no les ha servido de mucho. Y no les ha servido porque nacieron en respuesta a este crimen, voces incansables que nos invitan continuamente a pensar y no olvidar un delito tan monstruoso como el de Ayotzinapa, donde son desaparecidos 43 jóvenes estudiantes, sin que el Estado mexicano, tenga intención de hacer pública la verdad que conoce y que involucra a integrantes políticos, de los tes niveles de gobierno.

Estas voces, en los distintos Pases de Lista que existen en redes sociales, son una piedra en el zapato para la fallida administración de Peña Nieto, que está consciente de que el delito de ningún modo está olvidado y que tarde o temprano tendrá que enfrentar a la justicia, por su participación directa o indirecta en el crimen.

El próximo 5 de marzo, cumple un año el Pase de Lista sabatino, organizado por nuestra amiga Elda González. Incansable, dedicada y con una manera especial para pedir justicia y convocarnos a la reflexión y memoria sobre este hecho, Elda es ejemplo para quienes la seguimos en redes sociales, de lo que la determinación y el coraje, pueden conseguir, a pesar de todos los impedimentos que se encuentran en el camino.

Su Pase de Lista tiene la característica de incorporar también a los demás desaparecidos y a todos aquellos a quienes el régimen priista no ha hecho justicia hasta la fecha, así como a las mujeres que fueron privadas de la vida en delitos de feminicidio, impunes hasta este momento.

Va un abrazo afectuoso a nuestra amiga y compañera de lucha Elda, por tanta dedicación y coraje y un aplauso enorme al Pase de Lista del sábado a las once horas. Si el gobierno olvida, la sociedad le responde que tenemos memoria. La consigna permanente, para una sociedad que exige verdad es: no al olvido, sí a la justicia. 

Vivos se los llevaron y vivos los queremos.