Problema ¿de percepción o psicológico?

Tal parece que cada integrante del gabinete presidencial, servidor público de alto rango y el mismo presidente compartieran el mismo cerebro, tuvieran los mismos pensamiento, o un vínculo mágico e inexplicable que los une entre sí.

Lo anterior viene al caso por dos comentarios que me desconciertan; uno realizado por el presidente de México Enrique Peña Nieto, en una entrevista concedida a Grupo Radio Formula, en la que dijo: "Que se haya llegado al punto de que cada dólar valga más de 20 pesos, no significa que se esté sufriendo una crisis en el país" y mencionó que pese al desplome del dólar tenemos un tipo de cambio flexible.

En esta entrevista también confesó sentirse preocupado por la devaluación del dólar y explicó que su gobierno ya no determina un tipo de cambio fijo, que la paridad dólar-peso, la decide el Banco de México, en común acuerdo con la Secretaría de Hacienda.

También expuso que hoy en día, la inflación está estable, que no hay alza en los precios, pero que puede haber un impacto en esto, que la responsabilidad es de que tengamos una inflación baja es del Banco de México.

Pese a todo esto Peña Nieto jura y perjura que se están generando empleos, una baja inflación y que existe crecimiento económico.

Este discurso, es uno de los aspectos que me ha confundido; el segundo comentario lo ha hecho Luis Madrazo titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, quien dijo que la llegada del dólar a 20 peso "No está relacionado con una pérdida de poder adquisitivo en las familias si tomamos el promedio a nivel nacional" ( ? ), también mencionó que la incertidumbre de los mexicanos no es real, que es un aspecto meramente psicológico (cito) "es un tema psicológico en México, porque muchas décadas estuvo asociado a un mal desempeño de la economía".

Si se preguntan ¿ qué es lo que me desconcierta ? ; bueno tanto Peña como sus subordinados nos hacen la promesa de que estos aumentos en el precio del dólar , no afectarán la economía de las familias mexicanas; que tal vez es un nuevo problema de percepción; pero Juvenal Becerra, presidente de la Unión Nacional de empresario de Farmacias (Unefarm) piensa distinto.

El presidente de Unefarm ha dicho que en los primeros ocho meses del año ya hubo un aumento en medicinas genéricas y de patente; las primeras de un 10% y las segundas de un 25% y detalla que para fines de este año (diciembre), habrá un incremento adicional del 5% y 10% respectivamente.

Explicó que casi todas las materias primas que se ocupan en la elaboración de medicamentos, se importan, por lo cual se compran en dólares y cuando los productores de medicamentos comiencen a planear la producción, tendrán que ajustar los costos de compra de las materias primas, lo cual llevará al aumento de precios para el consumidor.

El problema aquí es que no hablamos de un producto innecesario, algo que compremos por gusto o diversión; se trata de algo que es esencial para todos y que si de por si el acceso a las medicinas para mucha gente es casi imposible de pagar, con un aumento en precios definido por la devaluación del peso, resulta alarmante.

Pero esto es lo que se vive en México; un país donde el que tiene más paga menos y el que tiene menos paga más; un país donde somos gobernados por estadistas galardonados que poco a poco llevan a la moneda nacional a los niveles históricos más bajos; un lugar donde ex presidentes tiene seguros de vida y pensiones millonarias y donde la clase común no puede permitirse el comprar artículos de primera necesidad.

@Leon_Trotsky__

23-Sep-16


COPY