¿DE VERDAD ES VIDEGARAY UN APRENDIZ?


¿Será verdad que Luis Videgaray es el aprendiz del sexenio priíista? Dada la reciente nota publicada en Aristegui Noticias, en la cual se revela que sí hubo intromisión por parte de Videgaray en la licitación para construir el tren México Querétaro, he empezado a dudarlo.

No creo que sea coincidencia. Más bien es un plan bien orquestado; Videgaray es una de las piezas más importante de la administración priista. Como secretario de hacienda fue uno de los principales promotores de las reformas económicas que han puesto de rodillas al país. También no podemos dejar de mencionar que fue el que estuvo detrás de la visita de Trump en tiempos de la campaña electoral americana. Hoy se dice que este evento, le dio un gran empuje a Trump para alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.

Hoy, muchos creen que el canciller es un aprendiz y ciertamente carece de los conocimientos necesarios en el ramo. Pero ¿por qué se le ha puesto en este cargo? Es claro, no es un secreto para nadie; mientras el aprende el oficio de canciller, se da su tiempo para negociar las riquezas de México con empresas extrajeras, obviamente a precios bajos y moches altos.

Y aunque pretende ser un político de primera clase y aunque fue nombrado el economista del año por la revista Forbes, ha demostrado ser incompetente y servil ante el gobierno de los Estados Unidos y aún ante el de Canadá, en las negociaciones del TLC, que él coordina, aunque Guajardo de la cara. Ha sido incapaz de conseguir un trato que le convenga a México, y solo ha sabido mantener una postura tibia e inmóvil, en la cuestión del muro fronterizo que planea construir Trump. Eso sin mencionar que ha dejado en franco abandono a los paisanos que residen en EU y a los cuales Trump amenaza con la deportación, separando familias de mexicanos nacidos en ambos lados de la frontera.

Lo hemos visto también con las minas de plata que se entregaron a los canadienses (ese no es tema importante al parecer, en la renegociación del tratado), o con los yacimientos de petróleo que se están entregando a los estadounidenses, quedando claro que la ganancia nacional más grande en este negocio petrolero, es para el titiritero transexenal; el mayor yacimiento de petróleo es para la sociedad constituida por la familia Gortari.

Videgaray no es por tanto un aprendiz; más bien es un neoliberal enteramente corrupto. Desgraciadamente para él, sus aspiraciones a la presidencia de México han sido frustradas por el bajo índice de popularidad que tiene ante el pueblo. Y no es un repudio mal infundado, como lo quiere hacer ver su jefe y protector Enrique Peña. La gente ya no se traga tantas mentiras y falsas promesas, como aquellas de "tendremos un México más próspero", "Con esta reforma México saldrá del despeñadero", "No entregaremos México a los extranjeros".

Claro que Videgaray tiene otras ocupaciones, independientes a su aprendizaje como canciller. El día de hoy, una de ellas es hacer todo lo posible para que despegue a como de lugar la popularidad del candidato de su partido, José Meade. Ahí colocó a su amigo y marioneta Nuño, que, pese a todos los esfuerzos realizados, no logra posicionarlo como favorito entre la población; todo ha sido en vano. Y aunque Videgaray aplaude como foca al candidato del PRI, no logran hacer nada para que pueda destacar en las encuestas.

Videgaray representa todo lo que es su partido, y por esa misma razón es que el PRI está hoy en crisis. Les preocupa no poder perpetuarse en el poder, o mantenerse un sexenio más. En ese tiempo terminarían seguramente de desmantelar al país, convirtiéndonos en una virtual República Bananera. Mientras tanto, Videgaray continuará su tarea de remate; México no importa; lo que es relevante para los neoliberales, es llenarse los bolsillos antes de que termine la administración Peñista; después el panorama puede cambiar y no en favor precisamente del priismo. Por sus acciones, sabemos hoy en día como es Videgaray: ambicioso, inepto, corrupto, traidor a los interese de su país; en fin, para decirlo en una sola frase: es del PRI.

León Trotsky.

9-sep-18